El Parlament da luz verde la ILP para regular las asociaciones cannábicas

16_57_28_668_file

El Parlament ha dado luz verde este miércoles a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre la regulación de las asociaciones cannábicas.

La propuesta de ley ciudadana, que entró a la cámara avalada con más de 57.000 firmas, contempla dotar de seguridad jurídica a los 400 clubes que hay en Cataluña, regulando el cultivo, transporte y consumo del cannabis.

Todos los grupos parlamentarios han votado en contra de una enmienda a la totalidad del PP, por lo que la ILP seguirá la tramitación regular en el Parlament: se trabajará en comisión y se debatirá de nuevo en el pleno una propuesta definitiva que tendrá que ser votada.

El defensor de la iniciativa, el exalcalde de Rasquera (Tarragona) Bernat Pellisa ha defendido que esta iniciativa no busca “banalizar” el consumo del cannabis, sino que pretende avanzar en el reconocimiento de los derechos fundamentales de las personas.

“En 70 años de prohibicionismo no se ha sido capaz de  reducir el número de consumidores ni acabar con las mafias. O regulamos esto o damos carta blanca a las mafias”, advirtió Pellisa, que apostó también por aprovechar la norma para “investigar los efectos nocivos y lesivos” del cannabis de forma segura.

El objetivo de la iniciativa es establecer el modelo de actividad de las asociaciones de consumidores de cannabis, así como la organización y el funcionamiento tanto de estas asociaciones como de sus clubes y las normas generales para que puedan constituirse. También establece normas para el cultivo, un registro y control de distribución, y medidas de control higiénico y sanitario, y también dedica un título a programas de prevención de riesgos y reducción de daños.

La propuesta señala la necesidad de proteger la salud pública “mediante una política de reducción de daños” y “compatibilizar” los derechos de los consumidores con el resto de la población.

La ILP también contempla un libro de registro en caso de que desarrollen “un programa de autoabastecimiento privado” y, asimismo, se ha de monitorizar y controlar tanto el cultivo como el transporte: “el producto tendrá que estar empaquetado y sellado de forma que se pueda garantizar su integridad en el proceso”, apunta la propuesta. Además, hay que ser mayor de edad, ser consumidor y tener un aval de otro socio para poder entrar a algún club.

Vía El País

 

 

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Debes ser mayor de edad para acceder a la web

Verifica tu edad