marihuana Archivos - angrowsol

Escritores y marihuana

cannabis y escritores

Si hay una droga asociada a los artistas en la consideración de la gente, es sin dudas la marihuana; sobre todo a partir de los años 60 con el movimiento hippie, se la vincula con la vida bohemia de artesanos, músicos, pintores, escritores. Es desde ese momento en que la marihuana se constituye en la droga de mayor consumo en la sociedad actual.

Sin embargo ya en un libro de farmacia chino del año dos mil setecientos treinta, aparece el uso de la planta de cáñamo para curar diversas enfermedades. Durante la Edad Media la planta llega por los invasores de Oriente o bien por los guerreros cruzados que vuelven a Europa. Algunos críticos sostienen que el “pantagruelión” es el nombre que se le daba a la marihuana en la obra de François Rabelais, “Gargantúa y Pantagruel”.

En la campaña que Napoleón hace a Egipto a comienzos del siglo XIX, los soldados descubren las potencialidades de la marihuana y difunden su fama, pero todavía en ese siglo su consumo estuvo bastante acotado a médicos y artistas. Sorprende que la autora de un clásico juvenil como “Mujercitas”, Louissa M. Alcott, haya sido una inesperada defensora de la droga y escribió sobre ella en “Un juego peligroso”, en 1869.

Es Valle-Inclán el escritor que en lengua española nos introduce en el mundo de la marihuana, las referencias son varias, lo que indica el interés del escritor gallego por la sustancia, su historia, sus variedades, su uso y la experiencia de sus efectos, aquí un ejemplo: “Y no existe paleta / ni existirá tan rica y soberana como su ardiente fantasía / de alucinado y de poeta, / ebria de sol y marihuana”.

La denominada “Generación Beat” estadounidense, que influyó tanto en los jóvenes de los 60, tuvo en Jack Kerouac uno de sus símbolos. Escribió una novela emblemática, “En el camino”, en ella el alcohol y la marihuana ocupan un lugar destacado, como en la propia vida de su autor. Si Bukowski o Löwry son el paradigma de los escritores borrachos, nadie duda que William S. Burroughs es el escritor drogado por antonomasia, ninguna sustancia le ha sido ajena. Alguna vez dijo: “He escrito sin droga pasajes que encontraba maravillosos y que releyéndolos al día siguiente he tirado a la papelera. Mientras que algunos pasajes escritos bajo la influencia del cannabis han resistido la prueba de una lectura crítica”.

Martin Amis, el novelista inglés autor de “Tren nocturno” explica en una entrevista su uso de la droga en el proceso de escritura: “Creo que no es bueno beber mientras escribes. Es bueno beber después, no durante. Para mí, la droga ideal para un escritor es la marihuana, es lo mejor para atrapar las ideas que flotan a tu alrededor, pero tienes que fumarla cuando tomas notas, no durante la redacción definitiva del texto. Sí. En todos mis libros he utilizado la marihuana, porque deja volar el inconsciente. El inconsciente es muy importante para escribir.”

La relación que se establece entre las drogas y la creación literaria es compleja y tensa. En muchos casos la que ha ganado ha sido la literatura.

Fuente: Amanuense

LA INDUSTRIA DE LA MARIHUANA CREA 123.000 EMPLEOS EN EE.UU.

regulacion cannabica-empleo

La industria de la marihuana legal es responsable de la creación de unos 123.000 nuevos puestos de trabajo en los Estados Unidos, de acuerdo con datos publicados por Leafly .

Los autores analizaron el número de puestos de trabajo en la industria de la marihuana en cada estado por separado. Se estima que unos 58.000 puestos de trabajo a tiempo completo en los estados donde es legal la marihuana tanto medicinal como la utilizada para fines recreativos.

65.000 puestos de trabajo a tiempo completo son los que se han creado en los estados que legalizaron solo la marihuana medicinal .

En el estado de California se crearon 43,374 nuevos empleos, 23,407 en Colorado y en Washington 22,952. Sólo en estos tres estados se crearon casi 90.000 nuevos puestos de trabajo de tiempo completo de marihuana legal.

Los autores reconocieron que sus datos pueden, sin embargo, ser subestimados, y el número real de puestos de trabajo a tiempo completo en la industria de la marihuana legal podría ser mucho mayor.

 

Fuente: LaMarihuana.com

Consumir marihuanaes 114 veces más seguro que tomar alcohol según este nuevo estudio

alcohol y marihuana

Os dejamos éste artículo que fue publicado en el portal  Xataka.

La legalización del uso de la marihuana en EEUU de forma más amplia que actualmente tiene un nuevo estudio de Nature que lo apoya. En el mismo se ha comprobado que el consumo moderado de marihuana resulta más de 100 veces menos peligroso a nivel de toxicidad que el de alcohol, cocaína o tabaco.

Es estudio ha sido recogido por el Washington Post, y pone énfasis en que, si las autoridades realmente quieren contrarrestar los efectos negativos para la salud de las drogas blandas, la marihuana no debería ser la prioridad, sino el alcohol en primer lugar seguido del tabaco.

La marihuana, mucho menos tóxica de lo que se pensaba

Las conclusiones del estudio no son del todo sorprendentes. En investigaciones anteriores, concretamente de hace 10 años, ya se había visto como la toxicidad asociada a la marihuana no era de las más altas, y resultaba incluso menor que las de otras drogas blandas legales.
En esta ocasión la metodología ha sido diferente pero las conclusiones similares: la marihuana ha demostrado ser de las que menos toxicidad produce si tenemos en cuenta un consumo moderado en relación con la dosis máxima que provocaría la muerte. Esto significa que, de todas las drogas analizadas en el estudio, el margen de seguridad o toxicidad (proporción entre la dosis activa y la dosis letal) de la marihuana ha sido el mayor con mucha diferencia.

650 1000 canna

En el caso de la marihuana, su margen de seguridad a nivel individual ha resultado ser superior a 1.000, mientras que el alcohol, nicotina, heroína o heroína se sitúa en la zona de máximo riesgo con un margen inferior a 10. Para que puedas situar este riesgo, la toxicidad de la aspirina queda en 1/30.

Que el margen de seguridad de la marihuana sea mucho más amplio que el del alcohol no significa que no sea una sustancia nociva. El delta 9 tetrahidrocannabinol es un psicoactivo muy potente que al consumirlo afecta a los receptores cerebrales CB1 y CB2 de numerosas estructuras del cerebro, con una serie de efectos neurofisiológicos que dependen de la cantidad ingerida y la frecuencia.

Este estudio se une a otro reciente de la misma publicación, Nature, que daba detalles claros del por qué del hambre asociado al consumo de marihuana. En ese caso, y como se ha comprobado con ratones, los ingredientes activos de la marihuana revertían el funcionamiento de los inhibidores del hambre, y en vez de apagarlos como se pensaba, las POMCs estaban más activas tras el consumo de cannabis.

La marihuana no muestra ningún efecto sobre el tejido cerebral

cerebro

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California y San Diego que fue publicado en la revista, Alcoholism: Clinical & Experimental Research, demostró que un joven que consume alcohol a una edad temprana está muy probablemente perjudicando la salud de su tejido cerebral, al contrario que un joven consumidor de marihuana.  

El estudio se hizo sobre una muestra de  92 adolescentes, de entre 16 y 20 años, antes y después de un periodo de 18 meses en el que se les escaneaba en el cerebro.

Durante este tiempo los adolescentes los cuales tenían antecedentes de consumos de alcohol y marihuana, siguieron consumiendo estas dos sustancias en cantidades diferentes.

La otra mitad se abstuvo de consumir, o lo hicieron en dosis mínimas, como llevaban haciendo durante su adolescencia.

Los cerebros de adolescentes que antes y después de las exploraciones consumían normalmente cinco o más bebidas alcohóloicas,  al menos dos veces a la semana, demostraron una reducción de la salud en la materia blanca de los tejidos del cerebro.

El co-autor del estudio Susan Tapert , neurocientífico de la Universidad de California, San Diego , dijo a HuffPost : Esto puede significar la disminución de la memoria , la atención y la toma de decisiones en la adolescencia tardía y la edad adulta .

Sin embargo el consumo de marihuana – de hasta 9 veces a la semana durante 18 meses – no estaba relacionado con un cambio en la salud del tejido cerebral.

Del estudio solo queda decir que los investigadores no probaron el rendimiento de los cerebros tras el estudio, se limitaron a mirar los escáneres cerebrales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Debes ser mayor de edad para acceder a la web

Verifica tu edad